Carlos Alfaro Moreno tiene claro el objetivo de su administración en Barcelona SC hasta el 2023. Más allá de los títulos que puedan conseguirse la misión será equilibrar las finanzas del club y lavar su imagen institucional manchada por las deudas y las demandas de antiguos colaboradores en la FIFA. Después de los primeros resultados de la auditoría, que arrojó un pasivo de UD 51,6 millones en el club a septiembre de 2019, la meta de la nueva directiva del club canario es recuperar el prestigio.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *